lunes, 4 de julio de 2011

Las dos bodas

Hello! Este fin de semana como todos y todas sabéis ha sido el de las bodas. Por un lado la real entre el príncipe Alberto de Mónaco y su ya esposa Charlene Wittstock. Por otro el de Kate Moss y el músico roquero Jamie Hince.

Las dos bodas fueron completamente distintas. Como es lógico, la de los príncipes fue digna de su posición, por todo lo alto, en cambio, la de la modelo fue más sencilla.  Una diferencia que se aprecia claramente en el detalle mejor guardado y más importante de toda boda, el vestido de la novia.


Ambos son preciosos pero totalmente diferentes.

Por un lado tenemos al de la ya princesa de Mónaco, Charlene, que aunque es sencillo por su corte recto que elaboró Armani, lleva nada más que 40.000 cristales Swarosvski y 20.000 piedras en tonos dorados y lágrimas de nácar. Además de una larga cola de cinco metros.
Por otro lado, Kate Moss optó por llevar un fabuloso vestido de John Galliano blanco roto con plumeti y algunos paillettes en la parte inferior de la falda y un velo brodado estilo vintage.

Ambas apostaron por un maquillaje muy natural, simplemente discernieron en el peinado. Charlene llevó un moño italiano enmarcado por un broche con brillantes en forma de flor. Kate Moss, en cambio, apostó por llevar la melena ondulada.

El que más me impresionó de ambas bodas fue que la princesa estuviera tan triste. ¿Estraño verdad?
besos*
CB.

6 comentarios:

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Efectivamente, son dos estilos absolutamente diferentes, aunque ambos muy naturales, pues eran ellas mismas y no destacaba el vestido sino la propia personalidad de las novias.

De Kate me encantó su velo amantillado de estilo vintage. Su imagen muy bucólica. Me disgustaron sobremanera la ausencia de sujetador y la trasparencia total de la parte baja del vestido.

Charlene estaba impecable. No sé si era tristeza o se trataba de nervios.

Un abrazo.

PlatanoChocolate dijo...

Me quedo con el de la princesa de Monaco. Elegancia en cada rincon! :)
Mil gracias por pasarte guapa, te sigo!

Dulce Galbana dijo...

Son dos novias muy distintas y por tanto con estilos muy distintos. Además no podemos obviar el hecho de que una fuese una boda real con todo lo que ello conlleva. A mi este último me gustó muy estilo Grace, como la novia. El de Kate también, sorprendentemente aunque la transparencia... el peinado yo en mi boda opté por melena ondulada, así que me quedo con el aspecto desenfadado de Kate. Besos, http://hoynolopuedocombinar.blogspot.com

Marialu dijo...

Yo me quedo con la de Kat, sin duda.
Un beso,
Mlu
starenrojo

Mi vida en rojo dijo...

Yo me quedo con Kate!!
Y sí, ell tan triste y él tan seco, verdad? no sé...


Besos rojos ;-)

Marta, Hablando de Estilo dijo...

Me quedo con la de Kate!

Besos!